Con nuestro colchón Kipli no tendrás ni calor ni frio.

Los materiales naturales que componen nuestro colchón - el látex natural para el núcleo y el algodón orgánico, Tencel© y lana, para la funda - son materiales naturalmente transpirables, que limitan la transpiración nocturna.

Además, la estructura alveolar del núcleo del colchón asegura una circulación óptima del aire. Esto permite una regulación del calor y una temperatura agradable para que puedas dormir bien.

¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!