Los colchones retornados por nuestros clientes durante el periodo de 100 noches de prueba están casi siempre en muy buen estado, pero no pueden ser vendidos.

En Kipli apoyamos una economía circular: es por esto que todos los colchones retornados son donados a asociaciones.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!