En regla general, no usamos madera teñida o lacada en nuestras camas. La madera que utilizamos es natural, maciza y no es procesada. Utilizamos un barniz para su acabado y protección natural, a base de aceites y de cera (naturales).
El barniz no contiene ninguna sustancia química nociva.

Los colores, las líneas, de la madera pueden variar de un árbol a otro. Para crear productos con un diseño y un acabado uniforme, sin tratar la madera, nuestros artesanos seleccionan las piezas de madera una a una, para trabajar con las que más se parezcan. Esta tarea se efectúa a mano, por lo que cada cama es única.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!